La teoría del caso en el Sistema Penal Acusatorio

El artículo 367 del Código Procesal Penal establece que el Presidente del Tribunal durante el Juicio Oral “ordenará al Fiscal que presente su teoría del caso, luego al querellante y finalmente al defensor y a los intervinientes si los hubiera”, y “atendiendo a la complejidad del juicio, podrá limitar el tiempo de las intervenciones”. Dicha teoría del caso es la trama de la historia que queremos presentar, y por tanto debe ser lógica y creíble.

Víctor Orielson León Parada define la teoría del caso como “el planteamiento técnico que desarrolla y argumenta cada una de las Partes, sea en defensa o acusación, para demostrar los hechos más relevantes, penalmente, de su causa; permite, asimismo, que cada actor y su representante o apoderado, basados en las pruebas aportadas y debidamente sustentadas, más los fundamentos jurídicos convenientes y pertinentes que los apoyan, pueden desarrollar procesalmente sus intenciones y pretensiones”.[1]

Cabe mencionar que la construcción de la teoría del caso se empieza desde el primer momento en que se conocen los hechos, planteándose inicialmente como hipótesis, sujeta a verificación y comprobación durante la investigación, y a modificación y ajuste hasta la realización de la audiencia.

De acuerdo con el Manual General para Operadores Jurídicos, en Técnicas del Proceso Oral en el Sistema Penal Acusatorio Colombiano, los elementos que debe contener la teoría del caso, son tres:

“Jurídico. Es el punto de partida, todo gira alrededor de esto. Consiste en el encuadramiento jurídico de los hechos dentro de las disposiciones legales, tanto sustantivas como procedimentales. Es la subsunción de los hechos, la historia en la norma penal aplicable.

Fáctico. Sustenta lo jurídico. Es la identificación de los hechos relevantes o conducentes para comprobar la existencia de la conducta punible y la responsabilidad o no responsabilidad del procesado, hechos que se deben reconstruir durante el debate oral, a través de las pruebas. Los hechos contienen las acciones con circunstancias de tiempo, los lugares o escenarios, los personajes y sus sentimientos, el modo de ocurrencia, los instrumentos utilizados, y el resultado de la acción o acciones realizadas.

Probatorio. Sustenta lo fáctico. Permite establecer cuáles son las pruebas pertinentes para establecer la certeza de la ocurrencia de la conducta punible y de la responsabilidad del acusado como supuestos de una sentencia condenatoria para la Fiscalía, o la ausencia o deficiencia de estos requisitos en el caso de la defensa, fallas procedimentales esenciales o la ruptura de la cadena de custodia que hace perder la autenticidad de la prueba. El aspecto probatorio de la teoría es el modo de comprobar ante el juez los planteamientos formulados.”[1]

Es importante que los litigantes expongan adecuadamente su teoría del caso y aprovechen su presentación inicial para persuadir al Tribunal que la misma es lógica y creíble, debiendo tomar en cuenta que el juez no sabe absolutamente nada del caso, siendo recomendable que no se hagan promesas sobre lo que se va a probar que después no se puedan cumplir.
Colaboración: Grisell Mojica Aguilar

[1] Técnicas del Proceso Oral en el Sistema Penal Acusatorio Colombiano. Manual General para Operadores Jurídicos. Impresión Ingeniería Gráfica. Bogotá, 2005, p.105



[1] LEÓN PARADA, Víctor Orielson. El ABC del Nuevo Sistema Acusatorio Penal. Ecoe Ediciones Ltda, Bogotá, 2005, p.203

Dejar un comentario

Filed under Sistema Acusatorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>